Espiritualismo

Apuntes sobre Enrique Bergson.

La naturaleza de los fenómenos psiquicos

Bergson dirá que los fenómenos psiquicos no puede ser estudiados como hecho exteriores, y de esta manera, se opondrá a la concepción postulada por el positivismo.

Por ejemplo, en su análisis de la materia de la memoria, Bergson considera que la percepción no es simplemente aprehensión de la realidad por un sujeto psíquico. Así, la noción de percepción da origen a dos concepciones diferentes:

♦ Para la ciencia, donde hay un sistema de imagenes descentradas, la percpeción solo puede ser explicada mediante el supuesto de una conciencia concebida como epifenomno o fosforecencia de la materia.

♦ Para la conciencia, la percepción representa un armonía entre la realidad y el espíritu.

Por ello, resultan opuestas las doctrinas propuestas por el idealismo y el realismo que tienen como fundamento común el supuesto gratuito de que la percepción es solo un conocimiento. Bergson resolverá esta contradicción afirmando que la percepción es primariamente acción.

La intuición

Dirá también que la intuición es aquel modo de conocimiento que, en oposición al pensamiento, capta la realidad veradera, la interioridad, la duración, la continuidad, lo que se mueve y se hace; mientras que el pensamiento roza lo externo, convierte lo continuo en fragmentos separados, analiza y descompone, la intuición se dirige al devenir, se instala en el corazón de lo real. La intuición es, debido a ello, infalible, en última instancia (y la expresión de la intución, en cierto modo, hasta la falsifica).

La intuición en Bergson es una intuición de realidades o quizá la misma realidad. La realidad se abre a la intuición cuando se rompen las categorías 'espacializadoras' y 'pragmáticas' del pensamiento.

Para profundizar el tema

Una reacción contra el positivismo

Búsqueda personalizada
INICIO