Séneca y San Pablo

Consideraciones sobre la supuesta influencia del pensamiento critiano en la filosofía de Séneca.

  • La leyenda de la amistad entre Séneca y San Pablo

¿Existió una amistad entre Séneca y San Pablo? ¿Acaso Séneca se había convertido al cristianismo? Esta afirmación, aunque sugestiva, tiene varios ingredientes de leyenda medieval.

Veamos brevemente el contexto: al acabar el primer siglo antes de Cristo, impulsados por Augusto, muchos ciudadanos romanos volvían a los cultos tradicionales, con el objeto de poner un freno al avance de las escuelas filosóficas griegas y las religiones de origen oriental. En este renacimiento de las tradiciones religiosas romanas, se restablecerían antiguos templos para venerar a Júpiter, Juno, Minerva y Marte. Este fortalecimiento del culto fomentaría el crecimiento de la figura del emperador como salvador del mundo romano. Durante el gobierno de Tiberio, sacerdotes celtas y judíos serían perseguidos e incluso enviados al destierro.

En este marco, los primeros cristianos en Roma, tenían una marcada intencionalidad proselitista, teniendo como blanco principal a los desamparados, las clases más desfavorecidas, y todos aquellos que pudieran tener interés en una vida después de la muerte, una vida mejor que compensara los sufrimientos de éste mundo. Por otra parte, ciertas prácticas cristianas, coincidentes con el estoicismo y la austeridad, suponían un desprecio implícito por el culto romano y generando sospechas y justificando persecuciones.

Es real que los padres de la Iglesia se interesaron por los postulados del estoicismo, en efecto, Séneca era leído entre los cristianos en donde gozaba de cierto prestigio sobre todo en tiempos medievales. Y en esta línea, circulaban leyendas que afirmaban que Séneca y San Pablo se habían conocido. En efecto, san Jerónimo afirmó en el 392 haber encontrado correspondencia entre ambos intercambiada durante los primeros años de la cristiandad. Según esta versión, Séneca manifestaba su admiración por San Pablo pero le habría recomendado darle una forma literaria a su pensamiento y sugiriéndole la utilización de un libro de retórica. San Pablo por su parte, habría invitado al filósofo a predicar las enseñanzas de Jesús en la corte de Nerón.

Alimentó esta leyenda una cita bíblica: Galión , hermano mayor de Séneca, siendo procónsul de Grecia, dijo en favor de San Pablo cuando este fue llevado ante su tribunal: “Mas si son cuestiones de palabra , y de nombres , y de vuestra ley , vedlo allá vosotros : porque yo no quiero ser juez de estas cosas. “ Hechos de los Apóstoles 18, 15

Sin embargo, en tiempos renacentistas, diferentes trabajos de investigación probaron que las epístolas entre Séneca y San Pablo eran apócrifas, de manera tal que considerar que la supuesta convicción al cristianismo de Séneca influyó en su doctrina filosófica es, un concepto desacertado más allá de la afinidad conceptual que pudiera hallarse entre algunos aspectos del estoicismo y del cristianismo.

Búsqueda personalizada
INICIO