Tomás de Aquino (1225-1274)

Tomás de Aquino (1225-1247) - La armonía entre la razón y la fe - Las cinco vías

 

Tomás de Aquino (1225-1274)

Tomás de Aquino SUMMA THEOLOGICA

 

Latino, 1330-1335, Italia Centrale. Scuola emiliana.

 

Tomás de Aquino, es el pensador a través del cual la filosofía cristiana en general, y la escolástica en particular, llega a su forma más acabada. Es Tomás un filósofo cuya originalidad no reposa en descubrimientos revolucionarios sino en su notable capacidad para elaborar sistemáticamente una construcción que logra una síntesis imponente valiéndose de todo el saber conocido en su época. La claridad y el respeto con el que lleva a cabo la exposición de su pensamiento, no es un tema menor. Siempre comienza planteando el problema, luego señala las dificultades, presenta objetivamente opiniones diferentes y finlamente demuestra su propia teoría.

 

Es difícil trazar un esquema de la totalidad de su pensamiento, porque no se debe perder de vista que antes que filósofo, Santo Tomás fue un teólogo. Su filosofía, pone al servicio del cristianismo, el saber desarrollado por aristóteles, razón por la que se ha dado en llamar "aristotelismo cristiano".

 

Las cuestiones fundamentales que Tomás pretenderá abordar a lo largo de su Summa Teológica serán:

 

1. La solución al problema entre las relaciones entre la razón y la fe, solución que representa un modelo de equilibrio y es la actitud dominante de la filosofía cristiana y en general en toda la filosofía que pretendra marchar de la mano con las preocupaciones religiosas. Este problema, se conoceta con los dos subsiguientes, es decir que, de su solución resulta el modo de abordarlos, de manera que estos pueden ser considerados como "muestras" de la teoría a cerca de la razón y la fé.

 

2. Las demostraciones o vías merced a las cuales puede llegarse mediante la razón a conocer la existencia de Dios, y que son modelo de rigor en la argumentación filosófica.

 

3. Y en tercer lugar, la naturaleza o los atributos de Dios y su modo de conocerlos, cosa que ya en parte al menos se descubre en las "vias".

 

 

La armonía entre la razón y la fe

"Todo el secreto de tomismo reposa en este inmenso esfuerzo de honestidad intelectual por reconstruir la filosofía sobre un plano tal que su acuerdo de hecho con la teología parezca como la consecuencia necesaria de las exigencias de la razón misma y no como el resultado accidental de un simple deseo de conciliación" Gilson, E

 

Historicamente, el planteo filosófico de Santo Tomás , está determinado por la introducción de la doctrina de la doble verdad. Si bien reconoce que la fe y el conocimiento racional son diferentes, postulará que no son opuestos sino perfectamente armónicos. Para su docrtina, la filosofía y la teología tienen un mismo objeto: Dios. Dios será la causa primera de todo ente y estudiado mediate la luz natural (la razón) y será también el fin al que se orienta la salvación del hombre y conocido mediante la luz sobre natural de la revelación.

 

Mientras que "allá" se trata de verdades naturales, esas mismas verdades son "aca", sobrenaturales.

 

Para probar que se trata de dos dominios relacionados en armonía, Tomás se fundamentará en que siguiendo los escritos de un filósofo pagano (que Santo Tomás llama siempre el filósofo) haya podido alcanzar verdades coincidentes con la fe como la mismísima existencia de Dios. Ello será indiscutible muestra de cuan lejos puede llegar la razón sin la ayuda de la fe

 

A diferencia de lo que sostenían los partidarios de Averroes razón y fe no son incompatibles ya que la metafísica y la física aristotélica proporcionarían los principios racionales con con cuya ayuda puede construirse una explicación de la realidad coherente, pero también, abierta a la fe.

 

Aquellas verdades que la fe enseñan pueden alcanzarse también mediante la sola razón (son los preambula fidei): que Dios existe, que es uno, incorpóreo, etc. Y si Dios nos las ha revelado, en lugar de dejar que la razón las descubriera por sí sola, ello se debe a que son precisas para nuestra salvación y con el conocimient ointelectual solo difícilmente se logran: si bien en principio todos pueden conocerlas, de hecho las conocen racionalmente solo muy pocos.

 

Pero la razón no puede alanzar totalmente a Dios... para la salvación son precisas verdades que superan todo poder de la razón y sólo pueden conocerse mediante la revelación, se trata de misterios o verdades sobrenaturales como la Trinidad, la Encarnación, ra resurrección... que no son demostrables de modo alguno y se denominan articuli fildeli (dogmas).

 

Sin lugar a dudas, el conocimiento racional es más claro que el de la fe y por ello, hasta donde lo racional llegue hay que preferir tal camino. Pero si por su modo de conocimiento la razón es superior, la fe excede puesto que su objeto es infinito: Dios, que supera todo cuanto la razón puede alcanzar.

 

Pero la filosofía (la razón) no debe negar la revelación, entonces, sino cumplir su propia función: hacer ver que los misterios no son irracionales sino suprarracionales, es decir que sin ser opuestos a la razón, la superan.

 

Santo Tomás, efectivamente trabaja en dos direcciones:

 

1. Defiende los contenidos de la fe rechazando las objeciones de los adversarios demostrando la posibilidad de dichos contenidos.

 

2. Busca analogías entre lo natural y y lo sobrenatural, esclarencido la fe (ej: la diversidad de operaciones de nuestra alma no impide que esta sea una, puede vislumbrarse por analogía que Dios es uno y trino) Por eso, las contradicciones entre razón y fe no son más que apariencias y así como para el vulgo la tierra parece más grande que el sol, el astrónomo sabe que ésto no es así, en la Sabiduría infinita desaparece toda contradicción entre razón y fe.

 

Si pese a todo, aún se produjese un verdero conflico entre saber natural y sobrenatural, ello no podría significar sino una sola cosa: que la razón es víctima del error y que debe corregirse, porque la verdad es solo una.

 

 

Las cinco vías

 

 

 

 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad