Cuando Aristóteles criticaba a Platón

Cuando Aristóteles criticaba a Platón. Duplicando los problemas. El mundo de las Ideas no sirve para explicar el mundo de las cosas. El origen y el devenir no se explica con las Ideas. Demasiada matemática.

Cuando Aristóteles criticaba a Platón

"Han sido nuestro amigos los que han creado a la teoría de las ideas. Pero hay que seguir el parecer de que para salvar la verdad es preciso sacrificar nuestras preferencias, tanto más cuanto que también nosotros somos filósofos. Se puede amar a los amigos y a la verdad; pero lo más honesto es dar preferencia a la verdad." Ética a Nicómaco.

Para Aristóteles, la teoría de las ideas parte de la búsqueda Socrática por definir la esencia de las cosas, especialmente, las virtudes. Al definir una esencia, se contiene el concepto general o universal de ésta, pero mientras que Sócrates no otorgaba una existencia separada a los universales y a las definiciones, los platónicos le otorgaron a estas el status de "Ideas" admitiendo como tales todo lo que se afirma universalmente. Aristóteles no puede admitir el carácter separado de las esencias: si las Ideas son esencias que existen separadamente de las cosas, entonces son substancias, esto es realidades subsistentes, en tanto y en cuanto poseen existencia independiente.

Duplicando los problemas

Dice Aristóteles que tratando de explicar este mundo, Platón lo duplica, duplicando así las dificultades: ahora hay que explicar dos mundos.

El mundo de las Ideas no sirve para explicar el mundo de las cosas

Si las esencias de las cosas están separadas de éstas, entonces no son propiamente sus esencias.

El origen y el devenir no se explica con las Ideas

Aunque Platón afirmó que las Ideas era "causas" de las cosas pretendiendo explicar con esto el origen, es evidente para Aristóteles que nunca pueden ser "causa de movimiento". Para resolver este problema tuvo Platón que introducir a la figura mítica de Demiurgo.

Demasiada matemática

Decía Aristóteles recurrir a las matemáticas no era el camino para corregir las deficiencias de la teoría de las Ideas. Por el contrario, la matematización de la teoría trasformaba el platonismo en pitagorismo.

Aristóteles no rechaza toda la teoría de las Ideas, sino la existencia separada de éstas. Por lo demás, será fiel a la línea iniciada por Sócrates y Platón: la ciencia verdadera es aquella que se centra en lo general y lo universal: la búsqueda de la esencia común, que para Aristóteles, se encuentra en las cosas mismas y no separado de ellas.