Gnosticismo

Características de las doctrinas gnósticas. Se trata de una tendencia filosófico-religiosa que toma algunos elementos del platonismo, de Filón, del judaísmo y del cristianismo.

Gnosticismo

El gnosticismo (gnosis) no es una escuela única, ni tampoco puede asimilarse a una unidad doctrinaria, aunque sí es posible identificar ciertas líneas comunes a todos los gnósticos. Se trata de una tendencia filosófico-religiosa que toma algunos elementos del platonismo, de Filón, del judaísmo y del cristianismo. Se desarrolló principalmente en Alejandría y Roma durante los siglos II d.C. La literatura gnóstica orginal se ha perdido y sólo se conoce esta producción a través de las citas de autores que polemizan y cuestionan el gnosticismo.

Características comunes de las doctrinas gnósticas

La salvación del hombre se obtiene por medio de un supremo conocimiento (gnósis), que es diferente y superior a la "simple" fe.

Ya para los pitagóricos, era la gnósis un conocimiento divino propio de los iniciados. Para los gnósticos, era, era el conocimiento propio de los hombres de naturaleza superior, llamandos pneumáticos o espirituales (que no necesitan redención), frente al conocimiento inferior de los hombres materiales (la materia es lo que corrompe) y los psíquicos (necesitan la redención de Jesús, son los cristianos).

La Gnosis

La gnosis es una fe transformada en sabiduría o conocimiento superior. Es común junto a esto, agregar la afirmación respecto a la absoluta trascendencia de Dios a tal punto que no pude ser creador del mundo (puesto que con éste no tiene contacto alguno) y menos aún ser causa del mal.

Introducen entre Dios y el mundo una serie de "seres intermedios" hasta llegar al Demiurgo creador del m undo sensible (identificado generalmente con el Dios del Antiguo Testamento). La materia es el origen del mal y lo que corrompe.